Las joyas no se quedaron al margen de todo este proceso

Desde hace siglos ha utilizado materias extraídas de la naturaleza para tener una vida más cómoda. Y asimismo, para decorar se empleaban materiales que son buenos conductores del calor y la electricidad y piedras.

Al principio se le dió forma a las rocas y también posteriormente se pulieron la plata, el bronce, el cobre, el hierro y el oro. Y ello hizo que surgieran diferentes profesiones.

Las joyas no se quedaron al margen de todo este proceso por la pericia de maestros de orfebrería que forjaban las gemas y las aleaciones con características metálicas.

Al utilizar la amatista para gemelos personalizados, el ónice, el cuarzo, la cornalina y el jáspe con objeto de hacer alhajas surgió un oficio diferente, la cristolomancia. Se imaginaba que algunas piedras preciosas podían sanar, ciertas gemas no se utilizaban porque se pensaba que podían provocar desgracias pero por otra parte algunas traían prosperidad a aquellos que las poseían.

Con el tiempo, el crecimiento económico provocó que determinadas gemas y metales se empleasen la rama industrial.

Las pulseras de thomas parkers, gargantillas, sortijas, esclavas, etc. cada vez eran más sofisticadas. Su significado estaba ligado a la riqueza. De igual modo mirando los pendientes, collares, colgantes, anillos, etc. que llevaba un sujeto se averiguaba si era de un partido u otro y también la religión que practicaba .

Muchas joyas que marcan tendencia ya existían en las civilizaciones antigüas.

Cuando hablamos de joyas estamos sugiriendo algo de alto coste, como por ejemplo anillos, pulseras, collares, pendientes, etcétera, que se elaboran empleando el diamante, el rubí, la esmeralda o el zafiro e incluso plata y oro.

Los relojes, collares, colgantes, anillos, pendientes, etc. van a hacer que las mujeres se sientan más hermosas, y en realidad son un signo de refinamiento.

El chico de la actualidad demuestra más interés por las joyas. Tiene una gran variedad complementos, como serían gemelos, alianzas, alfileres de corbata, pendientes, colgantes, pulseras, etcetera. Se hacen con aleaciones como pueden ser la mezcla de hierro con carbono o la aleación de color semejante al oro y también se les pone piel, caucho, etcétera en cualquier caso el oro y el platino se utilizan más.

Las sortijas, cadenas, pulseras, etc. de los hombres son realmente menos sofisticadas que los anillos, colgantes, pulseras, pendientes, etc. de las chicas, no suelen llevar gemas.

Recuerde que si lo desea podría marcar un reloj, unos gemelos, una pulsera, un colgante, etc. con el objetivo de que sea especial.

En las tiendas de internet contamos con muchas empresas que se ocupan de este tipo de trabajos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *